martes, 24 de enero de 2012

Snowboard en Font Romeu (Francia)

Una entrada nada común en este blog, que en pocas ocasiones se repetirá, je,je,je, mas que nada, por que esta claro, que uno no se puede permitir subir a una pista de ski cada fin de semana, vaya precios !!!
Aun así nos lo montamos y llevamos al peque, con algunos mas de sus colegas de colegio y familias, para que pruebe surfear en la nieve y disfrutar de un fin de semana, de cachondeo total !!!, como el dice.

El Sábado dos de los únicos niños de tropecientos mas que hay, quieren probar la tabla antes que los ski's, uno de ellos es nuestro hijo Elkin y su colega Axel, así que disfrutan de una hora y media de monitor de la Escuela Francesa de Ski en la estación de Font Romeu, para recibir las nociones básicas de snow y cuando acaban la clase, están deseosos de quitarse de encima al monitor y comenzar a tirarse a su rollo por la suave pendiente. A las cinco de la tarde el personal de la estación los tiene que echar de la pista, ja,ja,ja.


En un albergue situado en La Molina llega el momento de cachondeo total de los niños, que campan a su aire en manadas arriba y abajo, juegos de mesa, sala con casi todo acolchado para los mas pequeños, billar, futbolin, las famosas SDS y el juego estrella, el Ping Pong. Por la noche llega el turno pa los papis, con un cubo de fregar lleno casi hasta arriba de mojitos, ese brebaje que esta de moda ultimamente, con permiso de el Gintonic, je,je,je.

El Domingo, mas de lo mismo, se pasaron la mañana, pista arriba, pista abajo, algun ratito haciendo muñecos de nieve o tirando, comiendo o rebozándose en la nieve, momento que aprovecho para hacer un pequeño pateo por el monte, para disfrutar de las vistas, de la nieve de verdad, de la tranquilidad, del bosque y de la soledad. Aunque poca es la nieve que hay en el Pirineo las panorámicas son espectaculares, hacia tiempo que no los pisaba y lo cierto es que después de vivir casi 10 años en ellos, cinco en Aragón, tres en Francia a los pies del Canigo y otros dos mas en Cataluña, los hecho en falta y los añoro muuuchoooo, pero se con certeza que siempre volveré para admirarlos, recorrer sus valles y algunos de sus infinitos rincones mágicos, mientras pueda claro.


UUuuy que ñoño me he puesto, lo siento. También podría hablaros del negocio que se tienen montado algunos, pero creo que es mejor quedarse con lo bueno y bonito de la ocasión, sin prestarle demasiada atención a esos papelillos de colores que luchamos por conseguir y que repartimos aquí y allá para disfrutar de lo que nos gusta o blibli bli, blabla bla... ;ob

Un fin de semana diferente y divertido con la familia, sobre todo babeando de ver a nuestro hijo disfrutar con alegría y con sus amigos.

Nieve !!!


1 comentario:

Pentacour dijo...

Aunque no soy mucho de esquiar (no porque no me guste), fuimos el año pasado a Font Romeu y me gustó el hecho de ser muy asequible para estar con pekes. Aunque bueno, el nuestro no pasó del trineo, jeje.